Mango se olvidó del estatuto, el paro del 21 es legal.

Una vez más el ministro Marcelo Mango nos sorprende con su particular interpretación respecto de cuando un accionar es desleal e ilegítimo. También por su capacidad para dejar en el arcón de los olvidos sus años de gremialista. Debemos recordarle que según el estatuto de UnTER, los paros se definen en un congreso, con el voto de los 2/3 de congresales y que la organización debe informar al Ministerio de Trabajo cinco días hábiles antes de la medida,

El paro del 21 de Julio, fue definido por el voto del 90% de las y los congresales, informado a las autoridades el 25 de junio, cumplimos con todos los pasos legales, si el gobierno tiene problemas de comunicación,  no es nuestra tarea resolverlos.
Desde el mes de abril, cada vez que nos sentamos en las reuniones de comisión política salarial, solicitamos el acortamiento de los plazos, la equiparación salarial para docentes de escuelas secundarias, la derogación del certificado médico único, la eliminación del tope del salario familiar, escuelas en condiciones dignas, la restitución de las jornadas institucionales entre los puntos más salientes, a la fecha no tenemos respuesta, por consiguiente son los ejes de la convocatoria, somos leales respecto de nuestros posicionamientos, no salimos con nada fuera de lo común.
Mientras tanto, la patronal entre reunión y reunión, publica resoluciones que afectan directamente los derechos laborales, se cierran cargos, se limita y censura el derecho a peticionar de las comunidades educativas, los problemas edilicios se agravan y las soluciones se atan con alambre.
Las y los docentes de Enseñanza Técnico Profesional, responsables de la formación docente para compañeras/os de escuelas técnicas hace dos meses que no cobran por su trabajo, tampoco se han devuelto las sumas descontadas arbitrariamente a compañeras y compañeros de El Bolsón  y Bariloche que reclamaron condiciones mínimas para iniciar las clases.
Se castiga a las comunidades educativas que se atreven a denunciar para  disciplinar al resto, mientras que el discurso progresista impera en los actos de inauguración, la realidad muestra que poco y nada cambió,  el derecho social a la educación es un slogan de izquierda que se desdibuja con la inoperancia de funcionarios más interesados en estadísticas y sostenerse en el poder que en las personas. Si estas acciones no son desleales, no sabemos cómo llamarlas.
No le pedimos demasiado al ministro Mango, solo coherencia entre el discurso y la realidad, tal vez en esta semana se pueda tomar un tiempito y recordar la época en que, como maestro, exigía “salario digno, escuelas en condiciones por el derecho de enseñar y aprender en una escuela que lucha, resiste y sueña" , tenemos varios textos con su firma de aquellos tiempos para enviarle, tal vez le sirvan de ayuda memoria, de paso habilitarían la entrada de algunos principios que se le quedaron en la puerta del ministerio
En nuestro caso, respetamos los mandatos del Congreso, máximo órgano para la toma de decisiones, convocamos a compañeros y compañeras docentes a sumarse al paro e invitamos  a  sectores sindicales y sociales hermanos a que nos acompañen en  las movilizaciones regionales del 21 de julio, para que todos los justos reclamos  sean escuchados, porque la única lealtad que nos debemos es a los principios fundantes de nuestro sindicato, escuchando a las bases, defendiendo al conjunto.
Roca, Fiske Menuco, 15 de julio de 2014


Fuente:

Imprimir Tw F G+