Coordinación de trabajos y asistencia por la intensa lluvia

El intendente José Luís Foulkes coordinó tareas y asistencia a familias afectadas en distintos barrios de la ciudad de Viedma.

Equipos de la Secretaría de Servicios Públicos y Ordenamiento Territorial realizan trabajos de vigilancia en estaciones de bombeos y bocas de tormenta, sin registrarse inconvenientes en cuanto al escurrimiento de agua.

Cinco cuadrillas del área recorren la ciudad, debido a que varias arterias se encuentran anegadas. Por este motivo, el Intendente indicó un operativo especial de repaso y reparación de calles que incluirá el fin de semana, si el tiempo lo permite.

Los sectores que presentan mayores complicaciones son la calle 2, 35, 103. Esta última se encuentra teniendo un buen drenaje, según se explicó desde Servicios Públicos.

También persisten los inconvenientes en las calles Valcheta y Roman, debido a que la pendiente natural fue obturada por la urbanizaciones no habilitadas.
En calle Juan B. Justo, French y Parissi se trabaja con bombas en el Canal Montenegro para lograr el escurrimiento en el menor tiempo posible. Otra de las zonas complicadas incluye a las calle Juan Manuel de Rosas, OHiggins y Formosa.

Además, se informó que hubo caída de algunos árboles y cableado, tanto en la ciudad como en El Cóndor. Los inconvenientes fueron advertidos a Defensa Civil, a través del número telefónico 103.

Por los inconvenientes que generan las lluvias, registrándose unos 80 milímetros, la Municipalidad seguirá trabajando con guardias y cuadrillas.

Asistencia a familias afectadas

La Municipalidad, a través de Defensa Civil y Secretaría de Desarrollo Humano, brinda asistencia a las familias afectadas por la intensa lluvia.
En total se registraron nueve familias evacuadas de diferentes puntos de la ciudad como el barrio Alvarez Guerrero, Mi Bandera, y las tomas de terrenos de los barrios Inalauquen y 30 de Marzo.
Tres familias permanecen en la Casa de la Linea Sur y otras seis familias se encuentra en un capilla del barrio Lavalle. Desde área se informó que a pesar de la presencia de los agentes municipales, varias personas se negaron a dejar sus hogares.
Desde el Municipio se requiere conservar la tranquilidad puesto que los equipos profesionales y técnicos permanecen en guardia para responder en forma inmediata a los requerimiento de los afectados, tal como se ha hecho en otras ocasiones. No obstante es importante consignar que en las últimas 24 horas desde Defensa Civil se registraron sólo 30 llamados al número de teléfono 103.
"Las lluvia no cesan y debemos estar atentos a los vecinos que requieran de nuestros servicios, garantizamos absoluta profesionalidad de los equipos técnicos municipales, frente a los que de manera irresponsable y mezquina pretenden sacar partido de los más afectados por el temporal", dijo el Intendente de Viedma, José Luís Foulkes.


Fuente:

Imprimir Tw F G+

Tags de esta Nota