UPCN envió carta al gobernador

Indicadores, inflación, paritarias y aumentos.

Sr. Gobernador
de la provincia de Río Negro.
Dn. Alberto Weretilneck.
_____________________________/

El 17 es un número que se repite  demasiado en estas últimas semanas. En su discurso inaugural de las sesiones, Usted, señor gobernador, insistió en el número 17 porque –decía- esa es la inflación prevista por el gobierno nacional.

Pero los discursos, incluso oficiales, ya no pueden sostener la imposición del número. El mismo presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, habló sobre las "expectativas de una  inflación cercana al 20,4% para los próximos 12 meses". Esto según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el propio BCRA. Por otro lado, en todos los medios de difusión de datos económicos relatan que los alquileres ya están superando el 30% de aumento.

Los indicadores no son menores y el discurso oficial del gobierno de la provincia sigue atado a unos datos que a pocas semanas de ser anunciados como "previsibles" ya tienen voces oficiales que lo deslegitiman. La conclusión parece ser que ese número (17) no es más que un pretexto para poner un techo a los salarios y una excusa para no reconocer la tremenda desvalorización que la inflación produjo sobre el poder adquisitivo de los trabajadores, superando con creces los considerables aumentos alcanzados el año pasado.

Cuando desde el gremio pedimos se considere la depreciación sufrida, no estamos diciendo que queremos aumentar el déficit fiscal de la provincia. No debería el gobernador echar la culpa a los trabajadores diciendo que “son altos los porcentajes que se "gastan en salarios”. La mano de obra del trabajador de la Administración Pública, es fundamental en la construcción y sostenimiento de la vida de los ciudadanos. No es casual que en los países del mundo con un elevado índice de desarrollo humano, el Estado cumpla un rol central.

El 17 es un número repetido, que hace eco desde el centro hacia las provincias. Pero no es un número que esté cerca de cubrir la enorme desvalorización de nuestros salarios.
Como decíamos en otra oportunidad, la responsabilidad de reducir el déficit debe ser compartida. Poner un techo, sin sentarse a considerar lo que planteamos como representantes de los trabajadores, es una actitud que en períodos democráticos no es viable.

No queremos ser ni somos los responsables del déficit. El trabajador estatal aporta a diario para el sostenimiento de la estructura de desarrollo social y económico de la provincia.
Resulta sorprendente que el gobierno se justifique comparando sueldos entre provincias cuando conoce las particularidades de la vasta geografía provincial y el costo de vida que esto demanda.

Mesa Directiva
UPCN Seccional Río Negro


Fuente:

Imprimir Tw F G+