Asamblea provincial del Frente grande: “Weretilneck es el mejor alumno de las políticas neoliberales de Macri”

El Frente Grande de Rio Negro realizó el sábado en la ciudad de Cipolletti la primer asamblea provincial después de la intervención del partido. La asamblea tuvo representación de todas las regiones de la provincia y de forma unánime decidieron que la presidencia estuviera a cargo del ex intendente de Cipolletti Abel Baratti.

En la asamblea también participaron los legisladores provinciales Marcelo Mango y Carina Pita, la concejal de Cipolletti Maria Eugenia Villarroel Sánchez y la conducción del partido presidida por Julio Accavallo.

El encuentro se inicio con un emotivo homenaje al militante del Frente Grande, Norberto “Cacho” Blanco, fallecido en el año 2015. Blanco tuvo una amplia trayectoria en el campo sindical y fue secuestrado durante la última dictadura militar en “La Escuelita” de la ciudad de Neuquén. Su esposa Silvia Barco y familiares recibieron una plaqueta de reconocimiento a Cacho Blanco por su militancia que fue entregada por Luis Gianini y Jose Luis Martinez.

Luego de este reconocimiento se realizó un informe de la actuación de la Mesa Ejecutiva Provincial, presidida por Julio Accavallo, y se expuso la tarea desarrollada por los legisladores del partido, Marcelo Mango y Carina Pita, que actúan en el bloque Frente para la Victoria de la legislatura.

Una vez abierto el debate y con el intercambio de los distintos asambleístas se aprobó un documento político que realiza una caracterización del gobierno de Macri y del gobierno provincial de Weretilneck. En el análisis del gobierno nacional el documento señala que: “Ha retornado a la Argentina el modelo de valorización financiera del capital que solamente puede superar la restricción externa y las inconsecuencias del modelo que aplica, endeudándose y ofreciendo pingues negocios al capital más concentrado”.

“En ese marco no pueden existir proyectos productivos, se prioriza lo financiero, a costa de un mercado interno que se achica, se concentra y se extranjeriza, con lo que condena a amplias franjas de la población a la desocupación y a la pobreza, con un transitorio ingreso de dólares para un sector de la población, pero insustentable en el tiempo”.

En el documento también se repudia el injusto encarcelamiento y se pide la liberación de la parlamentaria del Mercosur Milagro Sala. Asimismo se rechaza el embate judicial y mediático que es objeto la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

Con respecto al gobierno provincial de Weretilneck el Frente Grande consideró que: “A nivel provincial tenemos un gobierno que se ha transformado en uno de los mejores alumnos de las políticas del gobierno nacional de Mauricio Macri. No solamente ha sido obsecuente con cada una de las medidas sociales y económicas que adoptó el gobierno de Macri sino que ejecuta en la provincia sus principales directrices. En este sentido el tope del 18% a las paritarias con los gremios estatales y el permanente endeudamiento que somete al estado provincial y que ahora pretende coronar con un préstamo de más de 500 millones de dólares, son ejemplo del disciplinamiento de Weretilneck a las políticas neoliberales del macrismo”.

“En definitiva el gobierno provincial ha renovado su oportunismo político, ya que ha pasado sin escalas por la adhesión al gobierno kirchnerista, al Frente Renovador y ahora con un fuerte vinculo al PRO que fue premiado con el acompañamiento del gobernador al presidente Macri en su visita a España. O sea que el supuesto “provincialismo” adoptado por Weretilneck y su partido se ha transformado en el más rancio oportunismo político que se enmascara con la frase “nosotros solo priorizamos los intereses de la provincia”. Si este fuera el verdadero objetivo del gobierno, el de defender la provincia, tendría que haber estado en la oposición desde los primeros días del gobierno nacional, ya que las medidas económicas adoptadas por el macrismo no han hecho más que perjudicar las finanzas provinciales y las principales actividades económicas de Rio Negro”.

Sobre las próximas elecciones parlamentarias y alianzas del partido, la asamblea definió que: “Frente a esta situación política debemos redoblar el esfuerzo y el compromiso para construir un espacio amplio de participación política con los gremios y con los movimientos sociales que le ponga freno a este modelo neoliberal reciclado y que defienda la soberanía nacional y los intereses de nuestro pueblo”.

“Para lograr este objetivo debemos consolidar y ampliar el Frente para la Victoria, para que en las próximas elecciones parlamentarias llevemos como candidatos a los compañeros y compañeras que han sido consecuentes en sus convicciones políticas y se pueda concretar en todo el país un inapelable voto castigo contra estos gobiernos antipopulares”.


Fuente:

Imprimir Tw F G+