Planta nuclear: la mayoría pone reparos y pide información

Hay altas posibilidades que se elija un sector dentro del ejido viedmense. Será en la Costa Atlántica alejado de la población civil. Fuerte rechazo del gobierno de Chubut.

La instalación de una planta de energía termonuclear en territorio rionegrino abrió un importante debate en torno a su confiabilidad y sustento ambiental.

Aún costado queda por ahora el objetivo primordial que tendrá la planta, que será la de generar energía para aportar al Sistema Interconectado Nacional.

La inmensa mayoría de los consultados pone reparos al anuncio del gobierno nacional, otros tantos directamente no quieren saber nada con la posibilidad de generar energía termonuclear desde el territorio rionegrino, y contadísimos son los que aprueban la decisión de construir a partir del año 2020 una central atómica con asiento en la costa Atlántica rionegrina.

Cualquiera sea la voluntad, el debate está abierto y las autoridades políticas ya forman parte de el mismo.

Tras el anuncio del gobierno de la Nación en voz de su secretario de Energía Nuclear Julián Gadano, de colocar la planta en el este rionegrino, con especificidad de la costa Atlántica como sede para su asentamiento, vecinos de las ciudades que la integran -Sierra Grande, San Antonio y Viedma- recordaron legislación de hace más de dos décadas que declara a estas localidades como “no nucleares”.

Se estima que a consecuencia de estas ordenanzas, se abrirá un debate judicial para avanzar de todas formas con la inversión de millones de dólares provenientes de los capitales chinos.


Vale agregar que hay localidades en las que se declararon libres de “fracking”, pero la Justicia frenó esa autónoma decisión y se permitió la técnica que afecta la diversidad ambiental.

A continuación, la postura de principales dirigentes.

Alberto Weretilneck, Gobernador de Río Negro

No hay fundamento para el temor. Argentina tiene tres plantas de energía nuclear y jamás en su historia tuvo un accidente.

Nuestro gobierno será el más preocupado en que no haya ningún tipo de impacto ambiental.
Tiene como ventaja la posi­bilidad de producir energía durante mucho tiempo conti­nuado con lo cual no depen­de de ningún tipo de circuns­tancias.
La otra ventaja por la cual el mundo está yendo en ese rumbo es la generación de energía limpia y menos con­taminante.
La cuestión nuclear está re­gulada a nivel mundial, y se tienen que respetar ciertos estándares y rigurosos con­troles de índole internacio­nal.
Cuando la central esté en marcha, dará trabajo a 800 técnicos, con todo el movi­miento económico que ello implica.

Mario Das Neves, Gobernador de Chubut

Tenemos que mantener una posición consecuente con nuestra historia, nosotros no podemos avalar esto. Acá hay doble intención que tiene que ver con el uranio que tenemos en Cerro Solo, que es un bien buscado por todos los sectores.
Sierra Grande fue minera y después dejaron 20 mil personas en la calle, esta es una central nuclear que la quieren instalar cerca de la Península Valdés, que es patrimonio de la humanidad y un lugar histórico de nuestra provincia. Nosotros nos vamos a oponer, seguimos con la misma postura.
Nosotros ya demostramos lo contaminante que es y además esta es la actividad económica que más ha echado gente en lo que va del año y medio. Tiene problemas con el agua y en todos lados donde está. Hay que buscar la alternativa. No enloquecerse, porque traen inversión y dejan desastre ambiental.

José Foulkes, intendente de Viedma

Cualquiera sea el punto que se elija nos afecta a todos, por más que esté adentro o afuera del ejido. Las distancias no son tan extensas.

Los que se apresuran en opinar hablan desde lo desconocido, no me siento ni feliz ni tranquilo, pero es parte de mi ignorancia. Yo he estado en el exterior y pasé al lado de plantas nucleares, y es como para pensarlo. Necesariamente necesitamos no tomar posición, sino conocimiento.
Le he pedido personalmente al secretario de Energía Nuclear de la Nación que ponga a disposición de la Municipalidad y de quién así lo desee sus áreas para evacuar dudas. Si significa para la región progreso y seguridad contarán con mi apoyo.

Facundo Montecino Odarda, concejal Frente Progresista.

Nuestra fuerza política ha demostrado coherencia histórica, año tras año. Estamos defendiendo el compromiso de defender los intereses y el futuro de rionegrinos. Desde que se dio a conocer la posible llegada de una planta contaminante a la región, estamos en estado de alerta con la ciudadanía, organizaciones y asambleas ambientales. La energía nuclear está en retroceso, genera residuos radioactivos que no desaparecen y condenan a las futuras generaciones a convivir con ellos. Pone en riesgo cinco áreas naturales protegidas, con biodiversidad y potencial turístico”.

Leandro Massaccesi, concejal Cambiemos

El proyecto de instalación de una planta nuclear en la región requiere el mayor consenso social posible. El mundo hoy se divide en los países que apuestan en la construcción de este tipo de plantas y otros que no lo hacen.
En el caso de nuestro país, nace desde el proyecto del peronismo en la década del 50 y nuestra provincia cuenta con la empresa emblema Invap que exporta reactores nucleares al mundo.
Más allá de esto, estamos aguardando toda la información necesaria para seguir estudiando y analizando de manera adecuada el tema en cuestión.

Genoveva Molinari, concejal UCR

Es un tema de importancia real para toda la población y debemos contar con información certera, sobre riesgos y beneficios. Desde el Deliberante informamos que Viedma ha sido declarado municipio no nuclear, en 1991. Por lo que la planta de energía nuclear no podrá ubicarse dentro de nuestro ejido, que va hasta Bahía Creeck.
Recuerdo que hemos presentado en el Concejo un proyecto que regula el uso y transporte de sustancias tóxicas y peligrosas para la vida humana y el ambiente, resguardando a nuestros vecinos de cualquier tipo de accidente que se pueda producir.
Debemos ser cautelosos en estos temas, quienes ocupamos cargos públicos, y sobre todo tener una línea y no utilizar estos temas políticamente, como lo hace la diputada Emilia Soria que hoy sale a oponerse, mientras que cuando Cristina Kirchner inauguró Atucha II , no hizo una mención y ni hablemos cuando su padre envió el proyecto de ley que derogó la prohibición de minería a cielo abierto con cianuro.

Evelyn Rousiot, concejal del Frente para la Victoria

La central a construirse en la zona Atlántica es una decisión formada por gran cantidad de incógnitas y pocas certezas. No debemos permitir que se continúe con el sistema de toma de decisiones trascendentales sin información y conocimiento adecuado por parte de quienes serán los responsables de tomarla, de ejecutar el proyecto y fundamentalmente de la población que será a quien esa definición afecte. Espero que la reunión con Gadano, el Subsecretario de Energía Nuclear, sea la primera de muchas y por eso se haya realizado solo con funcionarios provinciales, que ya estaban convencidas de las bondades de una central.
La discusión debe ser amplia, con todos los actores políticos, sociales, de las actividades productivas, turísticas, económicas, la población en general, porque tomar la definición de construir una Central modificará sustancialmente la matriz económica sobre la que se trabajará en un futuro, incorporando a sectores y dejando de desarrollar otros como el turismo, por propia incompatibilidad.


Fuente:

Imprimir Tw F G+