UnTER requirió respuesta por condiciones laborales y edilicias

El viernes 23 de junio, se desarrolló en Viedma una reunión entre UnTER y el Ministerio de Educación y Derechos Humanos, en el marco de la Comisión de Salud. El sindicato planteó sus reclamos por exámenes preocupacionales, condiciones edilicias y laborales. Se requirió detalle sobre las acciones realizadas en las localidades afectadas por inclemencias climáticas en las últimas semanas y sobre la existencia de medidas de prevención frente a la posibilidad de nuevos episodios.

En el encuentro, la Secretaria de Salud en la Escuela, compañera Claudia Asencio, presentó un detallado informe sobre la situación edilicia en instituciones educativas, actualizado por el equipo de delegdxs de salud en la escuela, en el que se pone en evidencia el agravamiento de las problemáticas, porque, se realizaron arreglos precarios o directamente no se hicieron cuando correspondía.
 
Manifestó la necesidad de articular los mecanismos para dar intervención inmediata; reiteró la urgencia de resolver situaciones por falta de calefacción y/o problemas de mantenimiento porque se pone en riesgo la salud e integridad física de estudiantes y trabajadores/as.
 
Se produjo un extenso debate respecto de los exámenes preocupacionales, en el que UnTER mantuvo la postura que deben ser garantizados por el gobierno, y que no deben ser excluyentes, ni discriminatorios, porque su finalidad es determinar las enfermedades preexistentes.
 
La asesora legal del sindicato, Carolina Villar, expresó que el gobierno restringe el derecho al trabajo por cuestiones mínimas, situación que va en contra de la igualdad de oportunidades, especificado en los convenios internacionales de trabajo y ratificados constitucionalmente.
 
Asencio expuso que tampoco está garantizada la gratuidad de los exámenes, pues en la mayoría de los hospitales de a provincia, como en Allen, Cinco Saltos, Roca-Fiske Menuco, prácticamente no hay turnos hasta octubre. Además, en Valle Medio, tiene un costo, que no correspondería por ser una entidad pública.
 
La Secretaria General, Patricia Cetera, planteó que debe permitirse el acceso al trabajo, y en todo caso, mantener la condicionalidad hasta la entrega del dictamen, que especificará si existe alguna afección, pero no impedirá a continuidad en la tarea. Frente a la persistencia de las posiciones encontradas, se consensuó realizar una nueva reunión la semana próxima, con la presencia de asesores legales de ambas partes, con el objetivo de destrabar esta situación.
 
La Secretaria de Salud de UnTER reiteró su preocupación porque tampoco se está garantizando en toda la provincia, la capacitación preventiva, ni los mapeos de riesgo que permiten la prevención de afecciones a la salud por cuestiones ambientales y/ edilicias.
 
Finalmente, desde el sindicato se reiteró la exigencia del respeto de la normativa vigente, como es la Resolución 233/98, de licencias docentes. Como así también, la aplicación de los protocolos correspondientes, frente a la presencia de plagas, pues se han presentado situaciones en las que no se suspenden las clases, como esta prescripto, y se pone en riesgo a estudiantes y trabajadorxs. En la misma línea se requirió la inmediata derogación del Decreto Nº 652/12 y la puesta en vigencia del protocolo que se terminó de trabajar en la reunión del 27 de diciembre de 2016, refrendada en acta y tratada en paritarias.
 
Viedma, 23 de junio de 2017.
María Inés Hernández, Secretaria de prensa, Comunicación y Cultura


Fuente:

Imprimir Tw F G+