Acevedo: "¿A quién le va a vender bonos un gobierno provincial que se muestra incoherente y poco confiable?"

Javier Acevedo, dirigente del Espacio Carrió y candidato a diputado nacional por Cambiemos Río Negro, señaló que "hablar de consecuencias no es amenazar, sino describir lo que sucede cuando se quiebra la confianza". Recordó que Weretilneck "pìdió expresamente viajar a China, organizó actividades con periodistas e invitó una misión técnica" y cuestionó que "su cortoplacismo nos haya privado de un debate serio como el que proponía su gente hasta hace un par de semanas".

El dirigente del Espacio Carrió y candidato a diputado nacional por Cambiemos Río Negro, Javier Acevedo, planteó que "quien vulnera el espíritu de la República es el gobernador con sus cambios de opinión intempestivos". De esta manera respondió a las declaraciones del legislador Alejandro Palmieri y del secretario general de la Gobernación, Matías Rulli.
 
"Palmieri y Rulli ven una amenaza cuando se habla de las consecuencias de una decisión como la de Weretilneck. Pero es una descripción de lo que sucede cuando se quiebra la confianza", dijo Acevedo, poniendo como ejemplo que "en unos meses el gobierno va a tratar de vender los bonos del Plan Castello". "¿A quién le va a vender bonos un gobierno que se muestra incoherente y poco confiable?", planteó.
 
En este sentido, recordó que "el gobernador pidió viajar a China, organizó actividades con periodistas e invitó una misión técnica. Nadie lo obligó, ni siquiera se lo pidió". "Después, de un día para el otro, quien sabe por qué especulación, cambia totalmente su parecer. Esto lo muestra poco confiable", añadió Acevedo.
 
Asimismo, el referente del Espacio Carrió lamentó que "el cortoplacismo nos haya privado de un debate serio". "Hace pocas semanas leía un artículo escrito por Palmieri donde decía de la importancia de brindarle información a la población, de que hablen los expertos sobre los aspectos técnicos, ambientales y de seguridad. Eso hubiese sido verdaderamente enriquecedor para todos, nos hubiera ayudado a sacarnos las dudas y a decidir como sociedad", indicó.
 
"De un plumazo, Weretilneck nos dejó sin esa posibilidad que él mismo había generado, invocando una supuesta capacidad de escucha por encima de los demás y ahora su gente, que estuvo meses callada, parece que recuperó el habla. ¿De qué república nos hablan cuando se comportan como un espacio caudillista?", concluyó Acevedo.


Fuente:

Imprimir Tw F G+

Tags de esta Nota