La UPCN pide que los becados se contraten en igualdad de Derechos con los demás trabajadores del Estado.

En la UPCN seguimos revisando el proyecto de decreto que nos alcanzó el ministro Di Giácomo. En este sentido, las primeras conclusiones de nuestro sindicato son que lo rechazamos así como está, porque queremos que el gobierno revise ciertos puntos que aparecen confusos, como por ejemplo, esto de que los contratos se ajustarán a la Ley actual, la 3487, pero por otro lado no les otorga a quienes actualmente prestan funciones como becados, todos los Derechos de los que gozan los demás trabajadores amparados en esa Ley.

En primer lugar, la propuesta de decreto que nos presentó Di Giácomo exponía que los compañeros becados -a diferencia de los demás trabajadores-prestaran 4 horas de servicio. Ahora, debido a planteos de la UPCN se cambió a 6 horas diarias, como cualquier otro trabajador estatal. Y justamente de esto se tratan nuestros planteos, de que estos trabajadores sean contratados en igualdad de condiciones que cualquier otro trabajador del Estado.

Otro tema que pone en desigualdad de situación a los compañeros actualmente becados es el presentismo. El proyecto de Decreto elaborado por el gobierno hace de este concepto (presentismo) una parte del salario, no un incentivo, lo que en la práctica significa que si el trabajador falta un día se le reduce el salario, pero si falta cuatro días apenas cobra el sueldo mensual. Y esto sería así porque se plantea el ‘presentismo’ como parte del sueldo no como adicional.

A medida que vamos revisando profundamente el proyecto elaborado por el gobierno, nos encontramos con cosas con las que NO estamos de acuerdo. Otro tema es el de los exámenes, la antigüedad y puntos presentados como perjudiciales para el trabajador. Además, se deben incluir en el decreto a TODOS los compañeros hoy becados, de TODOS los organismos.


La UPCN quiere que los trabajadores que hoy cobran como becados y que prestan servicios cotidianos en el Estado, sean contratados en igualdad de condiciones que cualquier trabajador amparado en las Ley 3487.


Fuente:

Imprimir Tw F G+