Soria: "Vamos a reforzar las cosas buenas, si es que se han hecho, y vamos a cambiar las malas"

Soria:

El Gobernador de Río Negro, Carlos Soria, puso en funciones esta mañana al nuevo Jefe de la Policía de Río Negro, comisario general Octavio Jorge Uribe y al Subjefe, comisario general Roberto Stupniki. De la ceremonia, que tuvo lugar en el Patio de la Jefatura, participaron ministros del Gabinete provincial; el vicegobernador Alberto Weretilnek, autoridades del Poder Judicial, legisladores, oficiales y suboficiales de la Policía y público en general.

En la oportunidad, el Gobernador Soria consideró que “me veo en la obligación, al encontrarme delante de la Plana Mayor, oficiales, suboficiales, policías de la provincia de Río Negro, de decirles cuál es mi pensamiento y qué espero de ustedes. Por supuesto que en esto está incluido lo que pienso de Octavio Jorge Uribe”.

“Sé quizá -tanto como ustedes por los cargos que me han tocado ocupar a lo largo de mi vida política, por elección o por disciplina partidaria y militante- que ser policía en los tiempos que vivimos no es tarea fácil, no es la mejor tarea y tampoco la mejor vista por la sociedad. Esta conjunción de elementos negativos hace que aquella solidaridad vieja y querida que nuestra familia tenía con el policía de la esquina, con el comisario, al cual invitábamos a los cumpleaños, a los casamientos, a los bautismos, hoy no se ve”, dijo el mandatario.

Aseveró que “circunstancias lamentables que han ocurrido en las últimas décadas en la República Argentina, hicieron que las fuerzas de seguridad, junto con nuestras Fuerzas Armadas, participaran de hechos contrarios a la vida democrática en la Argentina. Algunos lo hicieron casi sin darse cuenta el error tremendo y bochornoso que le hacían pasar a las fuerzas y otros lo hicieron por obediencia debida. En ninguno de los dos casos puede ser admitido o tolerado. Los vaivenes de la vida política y la falta de equilibrio entre la democracia y las dictaduras han hecho que en muchas oportunidades y en muchas provincias todavía haya una ambigüedad en el funcionamiento de las fuerzas de seguridad”.

En este sentido, señaló que “voy a recuperar en los próximos años aquella solidaridad activa que tiene que existir en beneficio del ciudadano común. Esa solidaridad que hacía que nuestros viejos nos castigaran a la par del comisario que nos quería, cuando la vida de un joven se alejaba del rumbo que sus padres habían señalado para hacerlo una persona digna, honorable. Voy a ayudarlos permanentemente a ustedes como a los maestros de Río Negro, son los que más solidaridad requieren de la familia de Río Negro”.

Advirtió que “ustedes además tendrán que darse cuenta que lo que dice el escudo de la Policía, soportar y abstenerse, no son unas palabras más. Hoy soportar y abstenerse es inteligencia y prudencia. Inteligencia para saber en qué momentos hay que seguir soportando y cuándo hay que actuar con la Ley en la mano, siempre teniendo al lado nuestro a un juez y a un fiscal que nos indique el modo de la acción”.

Consideró Carlos Soria que “nadie puede desconocer que hay aumento del delito, nadie puede desconocer y dejar de soportar la violencia que todos los días vemos de una punta a la otra de la Provincia. Este Gobierno va a enfrentar el aumento del delito no con la Policía, sino desde Desarrollo Social, con salarios dignos, con funcionarios que den el ejemplo de una vida diferente, con gestos, que valen mucho para la sociedad y para la tropa. Si uno tiene un jefe abnegado, que está a la par de uno, que tiene gestos de valor y reconocimiento con la tropa le va a responder con mucho más cariño y subordinación que a un vago o a alguien que no sepa nada”.

Sostuvo además que “el equipamiento de la Fuerza va a seguir. Vamos a respaldar y a reforzar las cosas buenas, si es que se han hecho, y vamos a cambiar las cosas malas. Al aumento del delito lo vamos a mesetar porque queremos pagar sueldos dignos, el día que corresponde y no cuando tengamos plata y dependiendo de Nación. Van a ganar un sueldo que les permita vivir a ustedes y a sus familias con dignidad, para que esos uniformes lo lleven pegado a la piel y lo defiendan junto con su familia y con la mía”.

El Gobernador añadió que “en los tiempos que vivimos no hay ni siquiera una monografía que nos indique cómo contener la violencia que día a día se multiplica, pero hay algo que queremos intentar y debemos hacerlo: prepararnos. No elegí a Octavio Jorge Uribe por casualidad, tiene el conocimiento necesario y la prudencia para saber indicarle a la tropa quién tiene que ocupar cada destino, quién tiene que ir a clase o a la universidad, no todos servimos para hacer las mismas cosas. La inteligencia del Jefe significa saber dónde va a ir a parar cada uno para hacer las cosas mejor”.

“En el Gobernador van a tener, el señor Jefe de la Policía de Río Negro y cada uno de los policías de la provincia, un compañero y un amigo para reflexionar juntos”, añadió.

Al culminar su discurso, el mandatario reflexionó que “la violencia tiene que ver con la desintegración de la familia, con las adicciones, con las drogas, con el alcohol, con una mala atención de la juventud, con la deserción escolar y muchas cosas que la policía no puede controlar. Si lo podemos hacer juntos, apoyándonos mutuamente. Ese es el esfuerzo y requerimiento que les pido”.

Del Comisario General Octavio Jorge Uribe

Uribe nació en la ciudad de San Juan el 28 de diciembre de 1956. Ingresó a la Escuela de cadetes de la Policía de Río Negro el 1 de abril de 1977, egresando como oficial subayudante del cuerpo de seguridad escalafón general el 1 de enero de 1978.

El 12 de enero de ese mismo año se lo destina a la Unidad 14º de Bariloche, permaneciendo en esa dependencia hasta el 15 de enero de 1979, fecha en la pasa a la División Operaciones de la Unidad Regional III de esa ciudad.

En enero de 1980 es ascendido a oficial ayudante; se incorpora a la división Personal de la Regional III en abril de 1981, siendo designado jefe interino del sector. En tanto, la División Planeamiento de la Dirección General de Tránsito, lo recibe como jefe interino en diciembre de 1981.

En mayo de 1982, ya como oficial subinspector, se lo traslada a la Comisaría 14º de Bariloche, en enero de 1983 es ascendido a oficial inspector. La Dirección de Institutos Policiales es su nuevo destino a partir de enero de 1984, pasando en julio de ese año a la Comisaría 2º de Bariloche.

Llega a la jerarquía de oficial principal en enero de 1987, siendo destinado a la Unidad Regional III de Bariloche en diciembre de 1988.

El 1 de enero de 1992 logra la condición de subcomisario, en febrero de 1997 es transferido como Jefe de Departamento Prevención y vigilancia de la Dirección de Seguridad, con la jerarquía de comisario, obtenida en enero del mismo año.

En diciembre de de 2001 se determina su pase al Departamento Planeamiento, siendo designado jefe del mismo, durante febrero de 2002. Alcanza la condición de oficial superior, con el ascenso a comisario inspector a partir de 1 de enero de 2003.

Se lo designa en 2005 como director interino de la Dirección de Seguridad, manteniendo la jefatura del Departamento Planeamiento. En julio de ese año asume como director de Capacitación y Perfeccionamiento.

En enero de 2006 se desempeña como Jefe de la Unidad Regional III de Bariloche. El Decreto 41/06 de fecha 1 de enero de 2006 convalida su ascenso a comisario mayor. En junio de ese año, a través de la resolución 1949, es trasladado al Comando Superior de la fuerza.

La resolución 3333 del 11 de septiembre del 2007 determina su pase a disponibilidad como consecuencia de su manifiesta diferencia en el manejo de la fuerza ejercido por la conducción del momento. Mediante el decreto 922 a partir del 1 de mayo de 2008 pasa a situación de retiro obligatorio.

Uribe aprobó todos los cursos jerárquicos de su carrera logrando el primer lugar en el orden mérito, tras obtener el promedio más alto en las materias cursadas. Realizó el Curso Regional Patagónico para comisario en la escuela Superior de Policía de Neuquén.

En 1989 obtuvo la Licenciatura en Seguridad de la Universidad de la Policía Federal Argentina y actualmente se encuentra cursando la Maestría en Políticas Públicas y Gobierno de la Universidad de Río Negro (UNRN).

Hoy el Poder Ejecutivo Provincial lo promovió al grado máximo de la pirámide policial como Comisario General y lo designó jefe de la fuerza.

Del Comisario General Miguel Roberto Stupniki

Hijo de padres ucranianos, ingresó a la Escuela de Cadetes en 1982, al año siguiente se incorporó a la Comisaría 11º de Río Colorado y en 1984 recibió la jerarquía de oficial ayudante.

En enero del 87´ obtuvo un ascenso como oficial subinspector y en 1990 alcanzó la condición de oficial inspector.

En 1996 pasó a la Escuela de Suboficiales y Agentes de Sierra Grande, donde se desempeñó como jefe de estudios, con el grado de oficial principal, y tres años más tarde, es ascendido en condición de subcomisario, y en 2000 transferido en condición de jefe del Departamento Académico de la Dirección de Capacitación y Perfeccionamiento.

Asimismo, en diciembre de 2002 la subcomisaría 56º de San Javier lo recibe como jefe de la unidad y al año siguiente es nombrado jefe de la comisaría 13º de Sierra Grande.

En 2004 fue ascendido a comisario y a fines de 2006 se le asigna la jefatura en la Comisaría 11º de Río Colorado.

Finalmente, en 2009 fue designado a cargo de la Dirección de Capacitación y Perfeccionamiento, como director, y a partir del 29 de diciembre de ese mismo año se desempeña en la jefatura de la Unidad Regional Primera continuando hasta la fecha.

En referencia a la formación académica, el Comisario Stupniki fue docente de escuela primaria; director de colegio secundario; profesor universitario de la Universidad Nacional del Comahue (Curza) y de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN); y profesor interino del Curso de Aspirantes a Agentes de la Policía de Río Negro.

Hoy Oficial Superior, acredita títulos como Maestro Normal Nacional, Profesor de Enseñanza Primaria, Profesor en Ciencias de la Educación y Licenciado en Ciencias de la Educación.

Realizó todos los cursos de niveles jerárquicos en aptitud de ascenso, desde su condición de cadete pasando por oficial subinspector, oficial principal y comisario, logrando el primer lugar en la orden de mérito, alcanzando en todos los casos el más alto promedio en la totalidad de las materias cursadas.

Es técnico superior en Seguridad General y realizó un master en Gestión en la Facultad de Sociología de la Universidad de Barcelona, España.

En el día de hoy el Poder Ejecutivo Provincial lo promovió al grado máximo de la pirámide policial como Comisario General y lo designó Subjefe de la Fuerza.

De la ceremonia

El acto de asunción de los nuevos jefes de la Policía comenzó con el ingreso de las banderas de ceremonia y la presentación al gobernador Soria de los efectivos formados para el saludo, tarea a cargo del subcomisario Osvaldo Adrián Tellería.

Luego de la ejecución del himno nacional argentino, por parte de la Banda de Música de la Policía, se leyeron los decretos de designación de Uribe y Stupniki.


Fuente:

Imprimir Tw F G+