Martín Soria: "Me encontré con un cuadro espeluznante"

Captura de Telam TV

El intendente de General Roca, Martín Soria, hijo mayor del fallecido ex gobernador Carlos Soria describió como "un cuadro espeluznante", el que presentaba el dormitorio de sus padres en la casa quinta de la afueras de la ciudad, en la madrugada del pasado domingo.

"No vi al gobernador, ni a un dirigente político, vi a mi padre `irse´", sostuvo muy compungido, al hablar con la prensa en la Ciudad Judicial de Roca, después de prestar declaración testimonial ante el juez de la causa, Juan Pablo Chirinos.

No quiso dar más detalles pero afirmó que "lo que vi ese día en la habitación no se lo deseo a nadie", a la vez que ratificó que allí se encontraban sólo su padre, agonizando, y su madre Susana Freydoz.

"Las cosas que vi y que mi hermana me pudo contar están en la causa y no puedo tomarme el atrevimiento de entrometerme", contestó ante una consulta.

En tanto, acerca de la situación emocional de su madre dijo que "no he hablado con ella sobre lo ocurrido esa noche. Es indescriptible verle la cara a mi madre y ver como está en este momento es desgarrador, es un momento trágico para mi familia", añadió.

Por otra parte, Martín Soria se sumó a las críticas hacia el titular del Superior Tribunal de Justicia, Víctor Sodero Nievas, al opinar que "la única manera en que puedo entender semejante intromisión maliciosa es que Carlos Soria le había pedido la inmediata renuncia, esa la única explicación que le encuentro".

Después sostuvo que "es imprescindible que las instituciones actúen con responsabilidad" y aseguró que "mi familia seguirá colaborando con la Justicia para que se esclarezcan los hechos".

Finalmente, reiteró el agradecimiento "a todos los rionegrinos por el sensible acompañamiento en esta hora tan trágica y dolorosa".

El juez Chirinos tomó declaraciones testimoniales a Martín, su hermana María Emilia y su cuñado Mariano Valentín, completando la primera ronda de las actuaciones en el caso.

Ayer habían declarado los policías de custodia en la chacra de la familia Soria en la madrugada del domingo, quienes descartaron haber escuchado decir a la viuda del ex mandatario "no lo quise matar".

Susana Freydoz, única imputada por el caso, permanece alojada en la casa de familiares en la ciudad de Allen, bajo rigurosa guardia médica y asistencia psicológica.


Fuente:

Imprimir Tw F G+