La defensa de Freydoz busca la inimputabilidad

El abogado de la viuda de Carlos Soria, procesada por homicidio calificado, consideró "provisoria" la resolución del juez Stadler. Espera que nuevas pericias beneficien a la imputada.

ROCA (AR).- Ayer por la mañana, Susana Freydoz fue notificada oficialmente de su procesamiento y del delito que el juez Emilio Stadler le imputa: homicidio calificado agravado por el vínculo.

Mientras tanto en Salta, el fiscal Miguel Fernández Jahde entregó el resto de las muestras al laboratorio forense y se aguarda que los resultados de las pericias estén finalizados la próxima semana.

La defensa de la viuda de Carlos Soria, a cargo del abogado Alberto Riccheri, se centralizó ayer en avanzar sobre las cuestiones técnicas. Pero previamente, el propio letrado tuvo que viajar desde Roca a Cipolletti, cuando Freydoz fue notificada de su procesamiento por parte de la secretaria del juez Emilio Stadler, quien se trasladó hasta esa ciudad. Lo hizo en el propio centro médico donde es asistida.

Cumplido con el trámite, el abogado no brindó detalles del escrito de más de 80 páginas en el que el juez confirmó el procesamiento de su defendida, aunque remarcó -entre otros aspectos- que por ejemplo los exámenes psicológicos practicados por el perito oficial Ricardo Risso no resultan definitivos, por lo que todavía resta incorporar a la causa otros estudios practicados a la mujer tras el crimen ocurrido el 1 de enero en Paso Córdoba.

Es por eso que adelantó que la medida de Stadler resulta "provisoria". Y aclaró que "ha hecho una interpretación que esta defensa no comparte. Veremos si apelamos o no. Tenemos tres días hábiles para decidir. Si hay pruebas que abonen nuestra línea de defensa podremos pedir el sobreseimiento", dijo el defensor al sostener su hipótesis de la inimputabilidad.

"Voy a esperar las pruebas orientadas a probar la inimputabilidad. Si tienen un resultado positivo pediré el sobreseimiento en esta instancia", dijo a los micrófonos de LU 19.

Por la tarde, y según trascendió de manera extraoficial, Riccheri tenía intención de reunirse con el hijo mayor de la familia, Martín Soria, con quien tenía previsto evaluar los próximos pasos a seguir en el proceso judicial.

En tanto ayer, el fiscal Fernández Jahde continuaba en la provincia de Salta. Básicamente su trabajo estuvo centrado en entregar el resto de las muestras y secuestros levantados en la habitación de la casa donde fue asesinado el ex gobernador.

Prendas de vestir de Freydoz, restos de piel del cuerpo de Soria, y el revólver calibre 38 fueron parte de los elementos que el fiscal entregó a los laboratorios de la Corte Suprema de Justicia, en Buenos Aires, y en el Instituto Forense de Salta.

Los resultados podrían estar finalizados a la mediados de la próxima semana y permitirán determinar la distancia del disparo y puntualmente la posición en la que se encontraba Soria al momento de recibir el proyectil en su rostro.


Fuente:

Imprimir Tw F G+