13/08/2014 | Opiniones

Quien te ha visto y quien te ve..?

http://www.actualidadrn.com.ar/nota.php?nota=20465

Cada hombre es prisionero de sus palabras dice el refrán, Marcelo Mango lo és de su pasado y su presente,  candidato a los records Guinnes en marzo del 2011 era  Secretario General de UnTER y paritario  por CTERA;  en diciembre pasó a  Ministro de Educación y Derechos Humanos de Río Negro y  paritario por el gobierno Nacional.

Lo que no cambió fue el discurso progresista, habla del derecho social a la educación, entrega computadoras del Plan Nacional y sonríe junto al gobernador para la foto, mientras ordena el adelantamiento del receso invernal en escuelas de la línea Sur porque no hay para la provisión de gas.  Defiende a ultranza los 190 días de clase porque asevera que el mejor lugar siempre es la escuela, con lo que coincidimos plenamente pero no podemos aceptar que sea de cualquier manera.. Antes exigía la vigencia plena de las 12 Recomendaciones de la STR, hoy defiende una resolución que impide a los equipos directivos dar a conocer los problemas edilicios, culpa al estudiantado por no tener  gas, vidrios o agua en sus escuelas, aunque está comprobado que el 80% de las instituciones no respeta la normativa vigente de Seguridad e Higiene.

Durante sus años como gremialista, exigió la intervención de las y los docentes en los debates  para definir en conjunto, el modelo educativo que nuestros niños y niñas necesitan. Como Ministro impuso desde la Ley hasta las normativas, si bien convocó a Jornadas de debate, al final ningún aporte propuesto desde las comunidades educativas modificó el anteproyecto. Este año suspendió  Jornadas Institucionales, un logro histórico de la UnTER, con excusas varias el objetivo es que no podamos encontrarnos, debatir ni exigir. Hace culto de  los derechos humanos de todos y todas, a la par que  impone un Reglamento General de Escuelas que viola el Estatuto Docente.

Lamentamos profundamente esta situación, evidentemente Marcelo Mango nunca creyó en un proyecto colectivo, por el contrario su tránsito por la UnTER, la CTERA, la Escuela Marina Vilte solo fueron peldaños para su propia carrera individual.  Si para algunos compañeros y compañeras la llegada de un docente sindicalista al ministerio era una oportunidad histórica para plasmar tantos años de lucha, hoy la realidad demuestra que todos los principios se quedaron en la vereda de enfrente, a ese espacio de poder solo entraron Mango y una fila de obsecuentes que avalan y firman desde el cierre de 400 cargos hasta el descuento a 20000 docentes.

A pocas horas de las asambleas locales y en Congreso Provincial en el que las bases definirán sobre la situación de su afiliado Marcelo Mango, tal vez el Ministro tenga tiempo de re-pensar su propia historia y hacer la autoevaluación de sus propias acciones, eso que tantas veces tratamos de enseñar en las aulas, y se permita despojarse de la soberbia para reiniciar el camino del diálogo que se merece la educación pública y popular de nuestro pueblo.

Fuente: UNTER